Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El Blog de Daniel Higa Alquicira

Yosoy132, la evolución de un movimiento democrático

6 Julio 2012, 20:53pm

Publicado por daniel.higa.alquicira

yosoy132.jpgEl pasado proceso electoral vivió uno de sus momentos más importantes en esta lucha por la presidencia de México, cuando tres de los cuatro candidatos fueron al debate organizado por el Movimiento Yosoy132 en las instalaciones de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

Más allá de los discursos y las propuestas que expusieron los candidatos, que en realidad no variaron demasiado a los otros dos debates previos organizados por el IFE, lo trascendental de este evento se basa en tres ejes que han marcado por un lado el inicio de la democratización de la información –que no de los medios de comunicación- y de una evolución política y social por parte de este movimiento.

Bienvenidos a la era digital

El primer eje importante fue el hecho de que los candidatos sintieran la obligación de acudir a un debate que no era organizado por algún medio de comunicación de renombre nacional, pero que además, no iba a poder ser visto más que por Internet y seguido por las redes sociales.

Es decir, la era digital golpeó la conciencia de los políticos para aceptar responsablemente que en la actualidad, el modo de hacer política ya incluye en sus agendas el ciberespacio, las redes sociales, los “hashtags” y las transmisiones en vivo y en tiempo real vía Internet.

Si la televisión puede armar programas de debates en sus “espacios de opinión” e invitar a los candidatos, ya quedó demostrado que un movimiento juvenil –por definirlo de alguna manera- es capaz de juntar a tres de los aspirantes, sentarlos en una salita y hacerles preguntas con formatos multimedia para que todo el mundo –literalmente todo el mundo por las posibilidades que ofrece la red- puede observarlos y escucharlos.

Esto es finalmente una forma de democracia: la democracia de la información. Donde todo aquel que tenga acceso a una conexión de Internet puede conocer cosas que ni la tele ni la radio ni algunos medios escritos publican.

Todavía queda la discusión sobre qué tanta gente tiene esta posibilidad de acceso a Internet y a la información disponible en ella -ya sea por falta de infraestructura o de recursos-, pero lo cierto es que ya se está construyendo la “carretera virtual” gracias a eventos como el debate organizado por Yosoy132.

De movimiento de “acarreados” a una forma de lucha social

Otro punto importante es la evolución que ha presentado este movimiento en su organización y objetivos. Con una irrupción espontánea y poco prevista en la visita que hizo Enrique Peña Nieto a la Universidad Iberoamericana, este grupo de estudiantes –catalogados como “acarreados y porros” por algunos personajes políticos y algunos “líderes de opinión”- fueron formando una estructura simbólica a través de las redes sociales que terminó en una congregación por las calles del centro de la Ciudad de México en la primera marcha que denominaron “anti-Peña Nieto”.

Objetivos claros de lucha

Pero después de esto, el movimiento dio un giro en sus objetivos y de ser una marcha de protesta en contra del candidato priísta, comenzó a evolucionar hacia una organización bien estructura, con representación de casi todas las universidades del centro del país y con la visión de convertirse en un movimiento social propositivo y diferente.

Con la suficiente autonomía para deslindarse de los grupos políticos que dominan la escena de protesta en México; con la fuerza interna para soportar las críticas y los intentos protagónicos de algunos de los representantes universitarios –que incluso fueron catalogados como “gente del PRI que quería desestabilizar el movimiento”- y con la claridad de ideas como para visualizar que México necesita un trabajo de fondo por parte de la sociedad para lograr un cambio verdadero lejos de los intereses políticos.

El efecto Yosoy132 en la sociedad

Esto evidentemente tiene una resonancia en la sociedad, ya que de alguna manera vino a refrescar las ganas de miles de personas para salir a las calles y participar de un movimiento que plantea cosas interesantes para el futuro del país.

Y aunque se le trata de vincular con López Obrador, o con otros miembros de la “izquierda”, Yosoy132 se ha convertido en muy pocos meses en el estandarte de lucha de muchos jóvenes que –como bien dice el tan gastado refrán- “son el futuro del país”.

La manipulación de la información

Pero además, colaboró a desenmascarar a los medios de comunicación que viven del y con el poder. Obligó a las televisoras a trasmitir el segundo debate en sus canales de mayor audiencia y con el fantasma de los arreglos millonarios de Televisa con EPN, la omisión del movimiento Yosoy132 en el contenido de algunos noticiarios y publicaciones ayudó a exhibir la forma sesgada en que se maneja la información en México.

El triunfo de Enrique Peña Nieto es producto de muchos factores, pero de que la sociedad mexicana necesitaba un movimiento fresco, honesto y libre como el Yosoy132, de eso no hay duda. Ahora la cuestión que tienen que plantearse sus líderes es qué va a pasar luego del 1 de julio y cuál va a ser el papel que jueguen en los meses o años venideros.

La dictadura perfecta

Porque ejemplos de movimientos que eran prometedores y terminaron en nada tenemos muchos. Y también porque la política, los políticos y el sistema prácticamente no ha cambiado en México y la prueba esta en todas estas acusaciones de compra de votos, gastos excesivos de campaña y facturas millonarias en imagen, publicidad y mensajes propagandísticos para algunos candidatos que nos hacen recordar aquellos años cuando se decía que México “era una dictadura perfecta”.

De esta manera, la organización y la participación ciudadana es vital para que la realidad en México cambie. Pero pareciera que somos una sociedad que dejó de soñar, de atreverse a nuevas cosas y sobre todo, que el futuro que queremos lo comparamos paradójicamente con algunas décadas anteriores en las que decíamos que el país no funcionaba.

Nos acostumbraron a las crisis sexenales, a los fraudes electorales y a vivir con el temor de una devaluación, de perder el empleo y todo bajo la máscara de un país prospero y en vías de desarrollo. Y de aquí no hemos salido por más que digan que México ya cambió….¡Ah! “juventud divino tesoro” que sueña, se atreve y pelea por un país mejor para todos.      

http://daniel-higa-alquicira.suite101.net/

twitter@danielhiga_al

Comentar este post