Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El Blog de Daniel Higa Alquicira

México juega con un balón cuadrado y piensa con cabeza de cubo

22 Octubre 2013, 10:21am

Publicado por daniel.higa.alquicira

Así está la selección mexicanade  fútbol , jugando como si patearan un balón cuadrado y sus directivos están tomando decisiones como si tuvieran un cubo vacío de ideas en lugar de cerebro.

mexico-sele.jpg

La selección mexicana está en el repechaje para conseguir un boleto rumbo a Brasil 2014. Una situación nada rara en el resto del mundo. Francia, Portugal y Suecia, equipos con súper estrellas jugaran también su repechaje. Cristiano Ronaldo, Frank Ribéry y Slatan Ibrahimovich están a la espera de su última oportunidad para ir al Mundial.

Es decir, el repechaje por sí mismo no es malo, pero lo grave del “Tri” es que estuvo a dos minutos de quedar fuera del Mundial, que perdió contra Costa Rica, Honduras le ganó por primera vez en la historia en el estadio Azteca  y que apenas ganó un partido de local contra Panamá. Esto es lo verdaderamente preocupante, que ante rivales de tan pobre nivel futbolístico México no pudo tener una eliminatoria medianamente digna.

Mala calidad de fútbol de México

Causas, culpas y responsables hay muchos, pero lo cierto es que el nivel futbolístico exhibido por la selección -que ha tenido cuatro entrenadores en mes y medio-, no mejora ni hay cambios sustanciales.

Pero lo verdaderamente terrorífico son las decisiones que se toman en la cúpula del fútbol mexicano. Supuestamente apoyaban a José Manuel "Chepo" de la Torre y a media noche y en lo oscurito luego de la derrota contra Honduras, lo corren pero le piden que “convenza” a su cuerpo técnico para dirigir un miserable partido contra los EU, mientras ellos eligen a otro entrenador.

Luego anunciar a Vucetich como la decisión correcta y prometerle el Mundial en el caso de que lograra calificar al equipo y dos partidos después lo corren.  Y viene a la escena el “Piojo” Herrera, que no solamente es el entrenador correcto, sino que además es un benefactor social que va a la selección solamente porque tiene buen corazón, sin cobrar un solo peso y sin más futuro que ganar –como así lo han prometido- el repechaje contra Nueva Zelanda y luego ya veremos qué pasa.

Malas decisiones de los directivos

Todo esto es producto de decisiones incorrectas, sin conseso de los dueños y basadas solamente en la urgencia de resolver algo de forma inmediata. Este tipo de decisiones confirman el hecho de que muchos directivos no saben de fútbol, que no hacen caso a sus asesores y no les importa un carajo el desarrollo deportivo, solamente les preocupa el negocio que representa que el “Tri” llegué a un Mundial.

Y peor aún, confirma el hecho de que hay un monopolio que es el que maneja el fútbol mexicano. Dicen que al Chepo lo apoyó a muerte Emilio Azcarraga, que por eso no se fue antes. Luego que él tomó de manera unilateral la decisión de echarlo y propuso a Vucetich, que con el apoyo de otros dueños fue ratificado en el puesto. Y luego esto del “Piojo” Herrera, que coincidentemente es el entrenador del América.

Pero esto es una muestra en pequeño de lo que somos como país: una sociedad con mínima memoria histórica. Salvo las eliminatorias al Mundial de Alemania en el 2006, que fue una eliminatoria brillante y literalmente se calificó “caminando”, en todos los procesos subsecuentes ha pasado lo mismo que estamos viviendo ahora, pero sin la gravedad que tenemos actualmente.

Para Corea-Japón 2002, Javier Aguirre entró al relevo y calificó al equipo de forma casi milagrosa y para Sudáfrica 2010, sucedió exactamente lo mismo. Es decir, la selección mexicana no ha tenido un paso tan regular en eliminatorias como todo mundo supone de forma equivocada.

Ni con esos antecedentes ni con lo que está pasando en la actualidad, el fútbol mexicano va a cambiar. Los directivos no tienen la menor intención de cambiar la forma en que manejan su negocio y el único objetivo real es calificar al Mundial, lo demás queda supeditado al milagro de poder llegar al tan deseado “quinto partido”.

 

Ante todo esto, cabe recordar que la selección mexicana le debe el pase al repechaje a los Estados Unidos, que ahora se consolida como el “gigante de CONCACAF”.

Sin mucho reflectores, su liga ha crecido, sus selecciones tienen mayor calidad futbolística y para refrescar la memoria y herir el orgullo de muchos mexicanos que no quieren darse cuenta de la realidad, la selección de las “barras y las estrellas” ya jugó un quinto partido en un Mundial y fue a costa precisamente de México. Mientras ellos avanzan, nosotros seguimos gritando en las gradas “sí se puede, sí se puede…”

Comentar este post