Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El Blog de Daniel Higa Alquicira

La (des)protección a periodistas en México

13 Febrero 2013, 16:32pm

Publicado por daniel.higa.alquicira

prensa-vistima.jpgMéxico es uno de los países más peligrosos en el mundo para ejercer el trabajo de periodista. Según informes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, del año 2000 a la fecha se tienen registro de 82 homicidios, 33 atentados a instalaciones de medios de comunicación y 18 desapariciones.

Para la organización Artículo 19, entre julio y octubre de 2012 se registraron 137 agresiones a periodistas, entre ellos 6 asesinatos. Estos números ponen a México solo por debajo de países como Somalia y Siria en cuanto a agresiones a periodistas y a la libertad de expresión.

Instalación de órganos de atención a periodistas

Estos hechos han obligado a las autoridades a crear los medios para prevenir y atender las agresiones a los informadores. En los últimos dos años se han creado el Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas a nivel federal, otro Mecanismo de Protección en la Ciudad de México y la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión de la PGR.

Además de la instalación de la Comisión Especial para dar Seguimiento a las Agresiones a Periodistas y Medios de Comunicación de la Cámara de Diputados y en días recientes se creó la misma comisión pero en la Cámara de Senadores. Aunado a esto está la entrada en vigor de  la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

Con todos estos órganos y mecanismos, las cosas tendrían que haber cambiado en alguna medida, pero la realidad es que no se ha mejorada en casi nada la situación de los comunicadores. Y lo paradójico es que esto no es por la falta de instancias a donde recurrir para denunciar una agresión o buscar ayuda, sino porque algunas de estas instancias no funcionan.

Los periodistas siguen desprotegidos

El primer problema administrativo que no han resuelto los Mecanismos –tanto el federal como el del DF- es que no se han puesto de acuerdo ni los representantes oficiales ni las organizaciones participantes, en la forma en que debe de operar estos mecanismos.

Luego, los procedimientos de acción son lentos. Primero juntar a los miembros del Comité para que analicen los riesgos que –según ellos- de verdad corre un periodista, luego determinar qué medida de protección corresponde a esos riesgos y finalmente proteger a la persona amenazada.

Esto ha provocado que la reacción se lenta e imprecisa. En una plática informal me comentaron el caso de un periodista de Oaxaca que fue amenazado y recurrió a una organización para pedir ayuda, ésta lo sacó –junto con su familia- de la zona de riesgo y al tratar de coordinar las medidas de protección con el Mecanismo del DF, la respuesta de este órgano fue que no lo podían ayudar porque no había dinero para hacerlo.

No le dieron ninguna respuesta a sus necesidades. No tenía donde quedarse, no tenían que comer y mucho menos trabajo. En medio de la desesperación, el periodista preguntó si no había la posibilidad de que se pusiera en algún camellón para limpiar vidrios o montar un “espectáculo” para ganar algo de dinero.

Otro caso fue el de un periodista del norte del país que ante las frecuentes amenazas que recibía, decidió acudir a la Fiscalía de la PGR a denunciar los hechos y pedir ayuda. Se le canalizó con el Mecanismo de Protección Federal y la respuesta fue que lo único que le podían ofrecer era escoltarlo hasta la frontera con los Estados Unidos para que pidiera asilo en ese país.

Las Comisiones de atención a agresiones a periodistas del Congreso de la Unión

Por otro lado están las Comisiones de la Cámara de Diputados y ahora de Senadores. Sin embrago, estas comisiones -por ley- solamente pueden dar seguimiento a las agresiones denunciadas ante el Ministerio Público. No pueden intervenir para resolver casos directos.

A pesar de esto, la Comisión de Seguimiento a Agresiones a Periodistas de la Cámara de Diputados ha realizado una labor muy interesante. Con muy poco presupuesto y con un par de personas asignadas, han atendido y ayudado a periodistas e incluso han sacado de zonas de riesgo a familias completas para ponerlas en lugares seguros.

Lo malo viene después, ya que no hay otra instancia u organismo oficial que los ayude una vez que han dejado la zona de peligro, que –paradójicamente- es al mismo tiempo su lugar de residencia, por lo que pierden su trabajo y abandonan sus casas y sus familiares para buscar su seguridad física, pero las autoridades literalmente los dejan en el limbo.

Condiciones inseguras de trabajo periodístico

Y además de la gravedad que implican las agresiones, asesinatos y secuestros de periodistas en México, está la parte que nadie conoce de esta profesión, que son salarios bajísimos, falta de prestaciones y seguridad social para la gran mayoría y la falta de apoyo de los medios de comunicación ante amenazas y agresiones.

Ser periodista en algunas regiones de México implica mucho valor y un verdadero amor a la profesión. No hay forma de detener la labor informativa, pero es injusto que en esto se jueguen la vida los reporteros y comunicadores.

En México ser periodista es una acción de alto riesgo, tanto por la amenaza del crimen organizado, como por la indiferencia y abusos de las propias autoridades, que –contrario a lo que se piensa- son la primera fuente de agresión hacia los periodistas. ¡Así de graves están las cosas..!

http://daniel-higa-alquicira.suite101.net/

Comentar este post