Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El Blog de Daniel Higa Alquicira

El sexenio de las tragedias aéreas en México

7 Agosto 2012, 08:28am

Publicado por daniel.higa.alquicira

helicoptero blake mora

Un nuevo accidente aéreo sucedió en las inmediaciones de la Ciudad de México y el Estado de México cuando el helicóptero Augusta modelo 109-SP con matrícula XA-UQH se calló en una zona boscosa y donde perdió la vida el empresario Juan Armando Hinojosa García, además del piloto y el copiloto de la aeronave.

Más allá de la tragedia familiar que envuelve a los Hinojosa García, el caso ha tomado relevancia debido a que Juan Armando es hijo de Armando Hinojosa Cantú, propietario de la empresa Eolo Plus, que ha proporcionado el servicio de aeronaves de transportación particular a  Enrique Peña Nieto cuando era gobernador del EdoMex y en su época de candidato presidencial.

Estamos por terminar un sexenio que además de las dolorosas consecuencias que ha dejado “la  lucha contra el crimen organizado”, la otra característica única del gobierno de Calderón es que se han muerto dos Secretarios de Gobernación en accidentes aéreos en un periodo de cinco años.

Mal augurio para EPN se presenta cuando uno de sus más cercanos prestadores de servicios haya tenido este fin. Primero desde el punto de vista humano, pero sobre todo, porque el helicóptero donde perdió la vida Juan Armando Hinojosa, era utilizado frecuentemente por el virtual presidente, lo que debe de encender los focos de alertas en el entorno cercano del priísta.

Los accidentes aéreos de funcionarios

Algo sucede en el espacio aéreo entre la  Ciudad de México (en su zona poniente) y el Estado de México, debido a que en esta área se cayó el avión donde viajaba Juan Camilo Muriño y José Luis Santiago Vasconcelos (ex Zar Antidrogas), el helicóptero de Moisés Saba y ahora el de Hinojosa; además del accidente donde perdió la vida Ramón Martín Huerta, Secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Fox.

A pesar de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ha concluido gracias a las investigaciones hechas por la Dirección General de Aeronáutica Civil, que en todos estos casos se trató de un accidente, las sospechas de tantos y tan similares accidentes pueden tener otro origen.

Sin caer en especulaciones vacías, es extraño que mueran tantos y tan importantes personajes políticos y económicos justo cuando los temas de la agenda nacional los ponían en la mira pública.

La muerte de los encargados de la seguridad nacional

Más extraño todavía que dos Secretarios de Gobernación, Juan Camilo Muriño y Francisco Blake Mora hayan muerto en accidentes aéreos. En muy pocas ocasiones sucede esto en el mundo, que los encargados de la seguridad nacional (y/o Vicepresidentes) mueran de esta forma, cuando se supone que tienen los más altos estándares de protección y que la gente que los rodea son altamente capacitados en sus áreas respectivas.

Ahora con la muerte de Juan Armando Hinojosa García se abre nuevamente un hilo oscuro y da elementos para el tan practicado “sospechosismo” y  las “teorías conspiracionales” debido a la relación que tenía éste (y su familia) con los políticos del Estado de México, por sus supuestas aportaciones económicas y en especie para la campaña de EPN y los acuerdos o intercambios con algunos funcionarios mexiquenses para hacerse de concesiones y ganar licitaciones públicas.

Nadie ha puesto en tela de juicio o se duda de las conclusiones de que todos han sido accidentes producto de las malas condiciones meteorológicas o por la falta de pericia y experiencia (como fue el caso de Juan Camilo Muriño) de la tripulación.

El sexenio de las muertes aéreas

Pero además de la poca popularidad con la que se va del gobierno Felipe Calderón, si se hiciera un corte de caja parcial de estos prácticamente seis años, sin duda el Presidente sale perdiendo a nivel personal con la muerte de a su más entrañable amigo y seguramente el que era el elegido para sucederlo.

No ha sido fácil para Calderón ser Presidente y se nos ha pasado un poco desapercibido el hecho de los accidentes aéreos, sin embargo y como dice el refrán, “nos ha llovido sobre mojado” en materia de seguridad nacional (ya sea por accidentes, coincidencias, mala suerte o la aplicación de malas estrategias).

Esto es una gran paradoja de la vida, ya que los ciudadanos comunes y corrientes tenemos que lidiar con lo que pasa a diario en las calles; esquivar sus peligros y riesgos. Pero los ricos y poderosos creyeron que volando se escapaban del tráfico y las manifestaciones de la plebe, pero  es ahí en donde los ha encontrado la muerte en este sexenio de las tragedias aéreas….

http://daniel-higa-alquicira.suite101.net/

twitter@danielhiga_al

 

 

Comentar este post