Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

El Blog de Daniel Higa Alquicira

Un blog de noticias, opinión, entretenimiento y un poco de todo

El Blog de Daniel Higa Alquicira

El exhibicionismo de la clase política mexicana

El exhibicionismo de la clase política mexicana

Como dice la famosa frase que se ha vuelto un cliché para justificar los ataques a los adversarios: en “política forma es fondo”. En México se ha desatado en las últimas semanas un revuelo especial luego de la llegada de Emilio Lozoya, que fue extraditado de España y que se ha convertido en una pieza clave para revelar las cadenas de corrupción en los sexenios pasados.

Pero más allá del juicio que le sigue la justicia mexicana, con todo los “secretos” que el caso supone por ser un personaje de alto perfil, la filtración de un video en donde aparecen personajes ligados a los panistas recibiendo dinero para supuestamente garantizar la aprobación de la reforma energética, cambió el panorama en el oscuro mundo de la política.

Esto junto con algunas otras filtraciones del juicio de Lozoya, donde acusa a Enrique peña Nieto, Luis Videgaray, Felipe Calderón, Carlos Salinas de Gortari y otros panistas como Ricardo Anaya, de haberse beneficiado de alguna manera con la misma reforma, desató mediáticamente una ola de acusaciones. Los involucrados se ofendieron y negaron cualquier implicación y el ring de combate pasó de la secrecía de la FGR, a las redes sociales y los medios de comunicación.

Luego vino otro video –no relacionado con el tema- que involucraba a Pío López Obrador, hermano del actual presidente, donde aparentemente recibe dinero como apoyo para alguna campaña política de Morena. Un escándalo para las buenas morales de la sociedad mexicana.

Pero la guerra pareciera que no es necesariamente para comprobar (y subrayo comprobar legalmente) que en el caso del hermano de AMLO, existió algún caso de corrupción o abuso de poder o uso de recursos de procedencia ilícita -que en cualquier caso se debería investigar-, sino que parece que es una estrategia mediática para que los sectores de la sociedad que tienen una predeterminación para atacar religiosamente al presidente, afirmaran rotundamente que el hecho fue ilegal.

Nadie sabe si fue ilegal o no, apenas el PAN puso una demanda ante el INE para que investigue sobre ese dinero –algo que es lo correcto-, pero el punto es que la polarización ideológica a la que hemos estado expuestos desde hace muchos años, provoca que la sociedad reaccione de manera diría yo irracional, para castigar “moralmente” a unos u otros (los expresidentes corruptos o la “doble moral” de AMLO) y se olvida de que más allá de lo mediático, lo realmente importante sería que la justicia castigara a los políticos y su estructura de poder que les permite estas acciones.

Lo que ha quedado demostrado desde hace varios años –dos décadas tal vez-, es que el sistema político actúa de manera perversa y utiliza a algunos “peones” que luego sacrifica en caso de que haya escándalos de este tipo. Y más allá de que en algunos casos esos elementos han sido castigados por la justicia como René Bejarano o ahora Rosario Robles -solo por nombrar algunos-, las redes por donde circula el dinero –ilegal o no- sigue intacta.

Por eso al principio hice referencia a la famosa frase de que en “política forma es fondo”, ya que los video escándalos demuestran que las grabaciones de este tipo son seguramente una práctica que se convierte en una medida de seguridad para la protección de algunos y para acabar con otros, sin importar el partido, el color o la preferencia ideológica. El punto es en qué momento lo filtran y con qué finalidad lo hacen.

Entonces el sistema político y sus miembros, saben de estas técnicas, se exponen a ser grabados, aceptan “inocentemente” participar en esas reuniones de “negocios” y saben del peligro que corren si las imágenes salen a luz pública; pero de cualquier forma actúan como si no lo supieran y basta con negar todo en Twitter para que su reputación quede intacta otra vez.

Una de las razones de que actúen así y mantengan estos hábitos “secretos”, es que confían en que la justicia no los alcanzará, salvo que haya una traición o la orden de sacrificar a unos cuantos en beneficio de la mayoría –me refiero a su entorno político y no a la sociedad-.

¿Cuántos videos habrá de todo lo que hacen, dicen o murmuran los políticos en México, esperando ser útiles para el linchamiento mediático?

 

 

 

 

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post