Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

El Blog de Daniel Higa Alquicira

Un blog de noticias, opinión, entretenimiento y un poco de todo

El Blog de Daniel Higa Alquicira

Crisis sanitaria reafirma la vulnerabilidad de los pueblos indígenas en México

Crisis sanitaria reafirma la vulnerabilidad de los pueblos indígenas en México

Como parte de la desigualdad que ha generado una brecha económica enorme entre ciertos sectores de la sociedad, los indígenas mexicanos sufren más por la pandemia de coronavirus, no tanto por una alta cifra de contagios sino por la elevada posibilidad de morir, superior a la de otros sectores, así como por el brutal impacto económico derivado del prolongado confinamiento.

Los pocos casos que se registran en pequeñas localidades rurales donde habitan, en las regiones más abruptas y aisladas del país, sufren una tasa de letalidad de 17,5%, contra 11,9% del promedio en el país, de por sí una de las más elevadas del mundo, el doble de la media internacional.

Esta circunstancia "revela la vulnerabilidad que ante la pandemia tienen las comunidades originarias, tanto en las urbes como en sus lugares de origen, por lo que el riesgo de fallecer de un indígena infectado es 70% mayor con respecto otro enfermo por este mal no indígena", afirmó el ministerio de Salud.

Condiciones extremas

Los estados donde más indígenas han fallecido por la pandemia de Covid-19, son Yucatán (sureste), Ciudad y Estado de México (centro-sur), y Oaxaca, según Pascual González, presidente del Movimiento de Pueblos, Comunidades, y Organizaciones Indígenas Movimiento Nacional.

En la capital y el vecino estado de México, los indígenas son por lo general inmigrantes que habitan la zona periférica y a diario se desplazan hacia la zona centro de la metrópoli, para desempeñarse en labores de la industria de la construcción, comercio informal o trabajo doméstico.

"La población indígena mexicana está sufriendo los peores efectos de la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus", señaló el académico Ricardo Raphael.

Actividades económicas desfavorecidas

"Las personas económicamente activas que pertenecen a comunidades indígenas, viven mayoritariamente en México de trabajar para cinco sectores: construcción, trabajo remunerado en el hogar, agricultura, turismo y comercio", los sectores con "pronósticos preocupantes para este 2020", indicó.

Raphael calcula que al menos 20% de los 3,5 millones de trabajadores de la construcción, una rama de la industria que contabiliza 20 meses en caída libre, son indígenas pero hay estados sobre todo del sureste en que esta cifra rebasa el 30%.

"El trabajo remunerado en el hogar es otro de los empleos que más está sufriendo y un porcentaje alto de mujeres de origen indígena, se dedica a este oficio", añade al indicar que de las 2,4 millones de "empleadas domésticas" provienen de alguna etnia.

Abandono histórico

Los grupos indígenas lanzaron llamados a las autoridades a fin de ser atendidas sus necesidades durante la pandemia, pues también se trata de la población más vulnerable en términos económicos, que más ha sufrido por la pérdida de empleos por la cuarentena iniciada el 23 de marzo pasado. "Las condiciones de abandono y escasa asistencia de los grupos indígenas mexicanos, se hace más evidente en estos momentos", afirmó González.

Jesús Armando Haro, del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLASO), considera que los pueblos indígenas de México viven la pandemia "entre la incredulidad, indiferente y el pánico" y "con grandes desventajas respecto al resto de los mexicanos".

Aun cuando buena parte de los indígenas tiene hoy acceso a radio y televisión, además de telefonía móvil con Internet, no son debidamente orientados sobre las medidas básicas que deben adoptar para protegerse del coronavirus, considera.

Acciones discordantes

Ello explica porque en algunas poblaciones indígenas del sureste, los habitantes han quemado clínicas o se han rebelado violentamente impidiendo el trabajo de brigadas que realizan labores de saneamiento, pues creen que les van a "inocular el virus" en vez de efectuar acciones de fumigación.

La semana pasada, un grupo de indígenas del municipio de Las Rosas, en el estado sureño de Chiapas, fronterizo con Guatemala, destrozaron un hospital y quemaron una ambulancia, agrediendo además a personal médico cuando se iniciaban tareas de sanitización en algunos barrios tras la muerte de un vecino por Covid-19, la grito de "vienen a esparcir el virus".

En otros municipios de Chiapas como en Venustiano Carranza, Totolapa, Simojovel y otros, en zonas de influenza de la guerrilla zapatista alzada en armas en enero de 1994, se han organizado pobladores para impedir la campaña anual de fumigación contra el mosquito que provoca el dengue, zika y chinkunguya. (ANSA).

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post