Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El Blog de Daniel Higa Alquicira

Alarbadas, última novela de José Saramago

16 Diciembre 2014, 12:53pm

Publicado por daniel.higa.alquicira

"Este texto se presta, más que ningún otro, para la imaginación": José Narro, rector de la UNAM.

Presentación de Alarbadas, última novela de José Saramago
Presentación de Alarbadas, última novela de José Saramago

La novela consta de sólo tres capítulos, donde el escritor portugués relata el conflicto moral de Artur Paz Semedo, empleado de una fábrica de armas que, intrigado por el sabotaje de una bomba durante la Guerra Civil Española, e impulsado por Felicia, su exesposa, inicia la investigación de los entresijos de una época convulsa, lo que le despierta un debate íntimo entre la ceguera impuesta por el miedo heredado y la necesidad del compromiso.

Este el tema del libro Alabardas, de José Saramago, última obra del premio Nobel de Literatura y la que, por su muerte en 2010, dejó inconclusa.

Alabardas fue presentada por el rector de la UNAM, José Narro Robles, quien afirmó que "este libro se presta, más que ningún otro, para la imaginación".

Físicamente el escritor portugués ya no está en este mundo pero "se trata de una propuesta del siempre presente José Saramago, quien siento que nos ha dejado la tarea de terminar su obra", afirmó Narro Robles.

Final a la carta

Cada uno de los lectores tiene el encargo de construir la trama subsiguiente con un único compromiso establecido en su nota del 16 de septiembre: incluir la frase final que el autor habría esculpido para el final “Vete a la mierda”.

"Esto es importante -explicó el rector-, toda vez que un amigo escritor me enseñó que para un literato es siempre indispensable tener presente la primera y la última frase del libro que piensa escribir".

Este relato inconcluso "nos plantea una vez más un dilema ético fundamental: el de colocarnos en el lado de la guerra, la destrucción, el poder, el dinero y el sometimiento, o de hacerlo en contraposición en el de los valores laicos representados por la solidaridad, el pacifismo, la generosidad, el compromiso y la verdad", considera Narro.

La prosa diáfana y contundente de Saramago nos envuelve en la lectura fácil e incluso divertida por momentos, pero siempre profunda, certera para entender las motivaciones de los personajes y los dilemas morales.

Origen de la historia


En las notas que incluye, el autor señala los orígenes de su imaginación para escribir la novela que le animaba enormemente.

“Nos descubre sus preocupaciones por el título que toma en esas notas, cuatro versiones, nos da listas sobre el desarrollo de la trama humana que anticipa un papel protagónico para el consejero delegado de la empresa”, escribió Saramago.

En su oportunidad, Pilar del Río, viuda del escritor, consideró que la novela tiene una estructura profunda, seria y rigurosa, y toca asuntos que le movían tanto a José Saramago, que al estar ya muy enfermo abordó la tarea de concluir este texto.

"Al final de sus días ya no podía trabajar en su escritorio y lo hacía sentado en su sillón sobre una mesa blanca. En su portátil escribió con auténtico entusiasmo, porque cada línea era como algo que le iba robando a la muerte", detalló la viuda en la Casa Universitaria del Libro.

"Se supone -apuntó-, que en el tercer capítulo la novela daría un quiebre y pasaría a otro registro, donde el autor iba a describir de forma somera el ambiente de la fábrica de armas, para lo cual hacía una investigación; después, retomaría la historia y determinaría cómo se cruzarían las vidas de los personajes".

En el evento, moderado por Fernando Castañeda, director de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de esta casa de estudios, Sandra Lorenzano, vicerrectora académica de la Universidad del Claustro de Sor Juana, sostuvo que Saramago sabía que “las palabras salvan, las palabras nos protegen de la oscuridad, del desamor, de la soledad, del dolor”.

"Puedo imaginar al escritor sobre la página en blanco contando la historia de Artur con la pluma que se desliza a toda velocidad sobre el papel, con las notas tomadas a lo largo de los meses, con el fervor y la alegría, pero también con la angustia de pensar que la historia está ahí y no hay mucho tiempo para contarla", dijo Pilar del Río.

losrostrosdemexico.blogspot.mx

twitter@danielhiga_al




Comentar este post